Vaporera de bambú, gyozas y empanadillas

Es un lugar común, asumido ya por partidarios y detractores, que la cocina asiática se ha ido introduciendo progresivamente en nuestros usos y costumbres culinarios, en bysibarita te explicamos todo lo que debes saber sobre la vaporera de bambú. Parece ser que sus ingredientes, formas de cocinado, preparación, etc… se adaptan como un guante a una mano a nuestra «forma de vivir» cada vez más orientalizada. Y es que para los guisos y cocinados mediterráneos se requiere un tiempo que, mal que nos pese, no solemos tener. Además, cabe añadir el necesario hueco necesario para la compra de ingredientes de calidad. Así, los habitantes de las ciudades no es extraño que, al menos, dos o tres veces por semana, prueben las tres delicias del arroz, los tallarines o los rollitos de primavera.

Pero más allá de los tópicos gastronómicos orientales que inundaron nuestras ciudades a finales de los años noventa, existe una cocina de calidad, con unas técnicas de elaboración milenarias y que dan como resultado suculentos y sabrosos manjares.

Tal el es caso de los platos para cuya preparación se requiere la «Vaporera de Bambú», que, si por casualidad todavía no te suena, desde aquí te adelantamos que pronto lo hará.

Existen dos tipos de recipientes de la cocina oriental; por una parte, los «mushiki», reconocibles por su redonda forma, y, por otro lado, los «seiro», cuya forma característica es rectangular. Ambos están hechos de bambú (y más recientemente también de metal). Su mayor virtud, como casi todo lo procedente de la cultura oriental, es la eficacia. Es decir, la utilización eficiente de los recursos con los que disponen hasta el extremo. Así, tal como sucede con otros recipientes utilizados en la cocina china y japonesa, tienen la propiedad de poder ser apilados uno encima del otro para cocinar porciones diferentes de forma simultánea.

Un ejemplo ilustrativo de un plato en el que se utiliza este medio de cocción habitualmente es el «dim sum». Una comida que, en su forma tradicional incluye una variedad de bollos al vapor, como el char siew bao, pequeños bocados de masa, y arrollados de arroz, que contienen diferentes ingredientes, como carne vacuna, pollo, cerdo, camarones y opciones vegetarianas.

Muchos restaurantes de dim sum también ofrecen platos de vegetales al vapor, carnes asadas y sopas. Siempre se sirve té junto con el dim sum. El dim sum se suele cocinar con vaporera de bambú, dada la variedad de ingredientes que se utilizan, en cuyos diferentes recipientes apilados se cuecen por separado.

Generalmente se sirve en porciones pequeñas con tres o cuatro piezas en cada plato. Es usual pedir de manera familiar, compartiendo diferentes platos entre todos los comensales. Como las porciones son pequeñas, todos pueden probar una gran variedad de platos.

El dim sum se puede pedir de un menú o también puede elegirse de un carrito que el servicio maneja en el local. De acuerdo con la tradición, el costo de la comida se basa en la cantidad y tamaño de los platos que quedan en la mesa del cliente. Algunos restaurantes de dim sum más modernos registran los platos en una boleta en la mesa. Esto es más prolijo y también evita la posibilidad de que los clientes estafen al local escondiendo o robando platos.

Deja un comentario
Estar al día
Regístrate ahora para recibir actualizaciones sobre promociones y cupones.

Carrito de la compra

×